El fundamentalista

Mitos cortos de terror en el campo

La gente que acostumbra trabajar en el campo sabe que hay ciertas historias que la mayoría de las personas que habitan en las urbes cataloga como mitos cortos de terror, pero que en realidad son historias escalofriantes.

Hace no mucho tiempo tuve la oportunidad de visitar la granja de un tío. Él me contó una historia espeluznante acerca de unas figuras que aparecieron en un campo de trigo cercano a su domicilio.

Mitos cortos de terror en el campo

Me comenta que pudo verlas claramente, gracias a que él también se dedica a fumigar sembradíos, por lo que tiene a su disposición una pequeña aeronave. Las figuras que encontró son sorprendentes, se trata de círculos concéntricos y triángulos equiláteros.

Hay muchas personas que se han dedicado a estudiar el fenómeno ovni y han dicho que este tipo de mensajes son “claves ocultas” para que otros seres extraterrestres puedan conocer datos relevantes sobre la especie humana.

Por su parte, existe un grupo de escépticos que asevera que estos trazos geométricos son creados por la propia gente del campo, con el único fin de que su pueblo gane notoriedad o simplemente para conseguir algo de fama en los medios de comunicación.

Sin embargo, cabe mencionar que hay libros en los que ya se han recogido más de 1000 diseños diferentes de elementos geométricos que aparecieron en algún momento principalmente en campos de trigo.

Sé que no es imposible el que esto se trate de un acto meramente humano. No obstante, habría que considerar varios factores como por ejemplo el que la persona que lo haga tiene que tener conocimientos de dibujo avanzados, ya que es sumamente complicado plasmar ese tipo de figuras en tan sólo unas cuantas horas.

De acuerdo a lo que ha podido determinar, esos trazos aparecen literalmente de la noche a la mañana sin explicación alguna. Yo no sé qué pienses tú, pero yo tuve mucho miedo al visitar ese campo, pues el trigo no parecía simplemente aplastado, sino que estaba quemado con un instrumento de combustión.